Había una vez una aldea de irreductibles menús que se resistían a ser manejados por los dedos. Fue entonces cuando el gran emperador FingerMenu llegó y los aplastó con su imponente yema. Después de este pequeño desvario tras la emoción de ver lo bien que funciona (al menos en las primeras pruebas que he tenido [...]